miércoles, 18 de enero de 2017

Bizcocho yogur y manzana. Ligero y sin azúcar.



Pasadas las fiestas de Navidad y las comidas copiosas, tocaba el volver a la rutina y comer de forma más sana y equilibrada.
Así que, aprovechando unas manzanas que tenia por la nevera y que se iban a poner malas, hice ayer para desayunar, este bizcocho que encontré de Con Harina en los Zapatos y que yo tuneé un poco, para hacerla algo más ligera.


 
Ingredientes:
  • 190 gr de harina
  • 2 huevos L
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 180 gr de yogur desnatado
  • 85 gr de Tagatosa o 170gr. de azúcar
  • 2 (tsp) cucharaditas de levadura química
  • 1 (tsp) cucharadita de canela
  • 1/4 (tsp) cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 (tsp) cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 (tbsp) cucharada de ralladura de naranja.
  • pizca de sal
  • 1 manzana y  tagatosa (o azúcar) para cubrir.
Elaboración:
Precalentamos el horno a 180º Tamizamos harina, levadura y especias y reservamos. En un bol, batimos bien los huevos junto con el azúcar. Incorporamos el aceite, la ralladura de limón y la pizca de sal y continuamos batiendo. A continuación, añadimos el yogur y batimos de nuevo. Por último, incorporamos la mezcla de harina y especias, poco a poco, y mezclamos bien hasta que esté completamente integrado. Vertemos la mezcla en un molde alargado (unos 22 cm) engrasado o forrado con papel de horno. Cubrimos con láminas de manzana y espolvoreamos con azúcar. Horneamos a 180º durante unos 50-55 minutos, o hasta que al pinchar el palo salga limpio. Comprobaremos a partir del minuto 45. Retiramos del horno y dejamos dentro del molde 15 minutos. Luego lo pasamos a una rejilla para que se enfríe completamente.


Bizcocho delicioso, muy sabroso y ligero para los desayunos de esta semana, aunque haya durado sólo dos días....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada